viernes 02 de enero de 2015
policiales

Falleció un adolescente luego de que un artefacto de pirotecnia le explotara en la cara

El joven tenía 16 años e intentó encender un muñeco gigante en la esquina de su barrio en Lisandro Olmos, partido de La Plata, como parte de una tradición del lugar.

Un adolescente de 16 años murió luego de que un artefacto pirotécnico le estallara en la cara en la madrugada del 1° de enero en Lisandro Olmos, partido de La Plata.

El hecho ocurrió luego de Juan Cruz Velázquez encendió la mecha de un "mortero cebolla" que prendería un muñeco de tres metros de altura, construido con papel engomado y madera, lo cual forma parte de una tradición de la zona.

En la esquina del accidente se había reunido una gran cantidad de personas para ver el acontecimiento pero algo salió mal, no le dio tiempo a salir del lugar y le estalló en la cara.

Uno de los vecinos presentes en el lugar describió con precisión lo ocurrido: "el chico fue a prender un mortero y se puso en la típica posición que se pone alguien cuando va a prender algo: de costado", y mencionó que, al explotar, el artefacto "le agarró el lateral izquierdo" de la cara, y "lo tiró como tres metros para atrás; le reventó la cabeza y murió en el acto. Los mismos que estaban ahí lo cargaron en un auto para llevarlo a Romero, pero llegó muerto".
 

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América