domingo 29 de noviembre de 2015
noticias_en_america

Engañó a dos mujeres con un arma de juguete y las obligó a practicarle sexo oral

Un desconocido con la cara cubierta por un pullover las interceptó a mitad de la noche, les apuntó con un arma y las condujo hasta un descampado.

Un hombre de 24 años está alojado en los calabozos de la Comisaría 62 de San Rafael por abusar de dos mujeres a las que obligó a practicarle sexo oral. El depravado las amenazó con un arma de fuego que después se comprobó que era de juguete.

Aunque el hombre oculto su rostro en todo momento, la policía lo arrestó en el lugar donde se produjo el incidente y lo identificaron por las marcas que le habían dejado las víctimas en el cuerpo.

Minutos de terror que parecieron una eternidad, son los que vivieron dos jóvenes de 20 años cuando caminaban por Cuadro Nacional en San Rafael.

Un desconocido con la cara cubierta por un pullover las interceptó a mitad de la noche, les apuntó con un arma y las condujo hasta un descampado.  

Cuando la oscuridad los cubrió por completo, el abusador se desprendió el cierre del pantalón y con sus genitales al aire, obligó a las féminas a practicarle sexo oral.    

Llenas de rabia, temor e impotencia, ellas hicieron lo que el depravado les demandaba aunque en el proceso sus uñas se clavaron en la entrepierna y dejaron varias marcas en la piel del abusador.    

Al cabo de algunos minutos, el hombre se sintió satisfecho y simplemente desapareció.

Ambas víctimas se acercaron a la seccional sanrafaelina para denunciar el ultraje al que habían sido sometidas y horas más tarde, mientras un móvil patrullaba la zona, lograron detenerlo.

Según confiaron fuentes policiales, los efectivos lo encontraron hurgando en el mismo descampado donde se cometió el ataque. Aparentemente el joven de 24 años, que creía haberse salido con la suya, no se percató que perdió la billetera y tuvo que regresar a la escena del crimen a buscarla para no dejar pistas.    
Sin embargo, los arañazos que le dejaron las víctimas en las piernas fueron elemento suficiente para quedar tras las rejas. Además la policía dio con el arma que había empleado para amenazar a las chicas y comprobaron que se trataba de una réplica inofensiva.

La causa pasó al tercer juzgado de Instrucción de San Rafael y está calificada como abuso sexual doblemente agravado.  

Fuente: Diario Uno San Rafael
 

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América