lunes 08 de febrero de 2016
intratables

“En los últimos cuatro años no hubo ni olor a peronismo”

El dirigente peronista de Ezeiza, Gustavo Álvarez, fue crítico con los compañeros que llegaron al poder. Criticó a Menem, Duhalde, Ruckauf y al kirchnerismo.

La fractura en el Frente para la Victoria, con el portazo del bloque de Diego Bossio y otros 13 diputados, no hizo más que confirmar una división que sufre el peronismo tras una derrota electoral.
 
Gustavo Álvarez es un dirigente peronista de Ezeiza, que se siente defraudado con los dirigentes que “llegaron al poder de la mano de Evita y Perón”, pero que no aplicaron las políticas sociales que ellos pregonaban.  
 
“El Cristinismo se convirtió en una secta”, manifestó Álvarez, al tiempo que elogió algunas políticas que se impulsaron en el primer mandato de Néstor Kirchner. “En los últimos cuatro años no hubo ni olor a peronismo”, agregó.
 
“El peronismo no estuvo en el poder en los últimos años. El peronismo somos nosotros que militamos en la base”, remarcó en Intratables.   

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América