martes 31 de mayo de 2016
EN AMERICA

La madre del pequeño que cayó en manos del gorila se siente acosada en las redes

Michelle Gregg lamenta que se la haya juzgado precipitadamente y ha eliminado su cuenta de Facebook. "Los accidentes ocurren" fue lo último que publicó.

El descuido de Michelle Gregg, la madre del niño que cayó en las manos del gorila Harambe el pasado 28 de mayo en el zoo de Cincinnati, ha provocado la ira de muchos usuarios de las redes sociales, que culpan a la estadounidense de la muerte del animal. Cansada de las críticas y las acusaciones, ha decidido emitir un mensaje a través de Facebook para limpiar su nombre: "Los accidentes ocurren".

Gregg lamenta que la sociedad la haya juzgado premeditadamente: "Quienes me conocen saben que no quito el ojo de encima a mis niños", ha señalado en la red social, y ha agradecido la ayuda de todas aquellas personas que la han apoyado en estos días.

"Lo que comenzó siendo un día estupendo se convirtió en una pesadilla", afirmó Gregg, que se siente afortunada de que su hijo esté a salvo a pesar de que tenga "algunas raspaduras".

Michelle Gregg ha decidido eliminar su cuenta de Facebook ante el acoso provocado por el fallecimiento del gorila, que fue tiroteado para salvaguardar la seguridad del pequeño.

Por su parte, las autoridades de Cincinnati investigan la actuación de los responsables del zoo por su presunta negligencia. Pese a todo, el centro defiende su gestión: "El equipo ha hecho un buen trabajo –ha señalado Thane Maynard, su director–. Ha sido una decisión difícil, pero una decisión correcta, porque se ha salvado la vida del pequeño".

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América