martes 28 de junio de 2016
EN AMERICA

Julio Cobos durmió en el piso del aeropuerto en Estados Unidos

La aerolínea en la que iba a viajar suspendió el vuelo desde Nueva York por motivos de seguridad y el ex vicepresidente pasó la noche sólo con una almohada y una frazada. Además cenó por US$ 8.

El ex vicepresidente de la Nación y actual senador nacional, Julio Cobos tuvo un problema con la aerolínea en la que debía volver a Argentina desde el aeropuerto de Nueva York y pasó la noche en la terminal aérea durmiendo en el piso, como casi todos los pasajeros.

El inconveniente sufrido por Cobos ocurrió durante el fin de semana pasado, cuando la aerolínea American Airlines debió suspender el vuelo durante 16 horas por motivos de seguridad.

En medio de los reclamos, la compañía aérea sólo les dio a los pasajeros una almohada y una frazada. Algunos decidieron dormir en un hotel, pero la mayoría no quiso porque la habitación más barata costaba alrededor de 300 dólares.

Por el contrario, Julio Cobos durmió en el piso como la mayoría y cenó por 8 dólares.

La historia se difundió a través de las redes sociales cuando el usuario Miguel Nimer escribió:

"Después de vivir una odisea culpa de AMERICAN AIRLINES en el aeropuerto de New York pude sacar algo bueno en limpio. Fueron 16 las horas de postergación del vuelo. Los pilotos se subían al avión y se bajaban por ver que no estaba en condiciones y que no se podía volar por su seguridad y la de los pasajeros. Continuamente la empresa mentía e insistía en llamar a nuevos pilotos para volar ese bendito avión que nadie quería pilotear. Entre las personas que estaban preocupadas y molestas reconocí a una que conoce la mayoría: al ex vice presidente de los argentinos Julio Cobos que estaba con su ticket para volar en el mismo vuelo que yo. Después de la última reprogramación la empresa no nos brinda alojamiento porque supuestamente todos los hoteles estaban llenos, no nos dan comida, no le dan asistencia a las personas mayores ni a las personas con problemas motrices. Sólo una manta y una almohada para dormir en el piso. Así fue que algunos tomaron la opción por cuenta propia de pagarse las horas de hotel que quedaban a un costo de 300 dólares. Realmente el monto es significativo para cualquiera, pero ¿por qué no pagarlo un ex vice presidente de la Nación? Realmente me siento sorprendido, es admirable este gran gesto de humildad, ejemplo que deberían seguir muchos funcionarios".

Embed


Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América