martes 05 de julio de 2016
EN AMERICA

Eurocopa: Con el saludo "vikingo" miles de islandeses recibieron a sus héroes

Miles de personas recibieron a los jugadores como héroes en una fiesta en Reikiavik tras caer ante Francia en los cuartos de final de la Eurocopa.

Un silencio total invade la céntrica plaza Arnarhólt de Reikiavik, abarrotada desde el escenario, cerca del mar, hasta la suave colina donde se alza la estatua en honor a Ingolfur Arnarson, vikingo y primer poblador de Islandia.

La multitud alza los brazos y espera los dos golpes de tambor para lanzar, una vez más, su grito de guerra: "¡Huh!".

El ritual, repetido a lo largo de esta Eurocopa, acaba con un aplauso descomunal a los jugadores, cuyo éxito en el torneo ha desatado el orgullo vikingo y ha hecho renacer la pasión por el fútbol en la isla de los mil volcanes.

vikingo.jpg
vikingo1.jpg
vikingo2.jpg

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América