lunes 05 de enero de 2015
pais

En 7 años de gestión Cristina tuvo 100 días de reposo por problemas de salud

La acumulación de jornadas de descanso forzado por distintas complicaciones crecerá, ya que sigue en convalescencia.

La presidenta Cristina Kirchner lleva totalizados más de cien días de reposo a raíz de los diferentes problemas de salud e intervenciones quirúrgicas que debió atravesar desde que asumió la Jefatura de Estado en diciembre de 2007.

La acumulación de jornadas de descanso forzado por las distintas complicaciones en su salud continuará creciendo, ya que actualmente cumple en El Calafate otro período de reposo por la fractura de tobillo que sufrió tras la reciente Navidad y aún no se sabe cuando retomará su agenda de actividades.

Un hematoma intracraneal, un nódulo benigno en la glándula tiroides, una inflamación del colon, la fractura de tobillo actual, varias lipotimias y bajas de presión arterial, además de algunos cuadros de anginas y faringitis fueron las afecciones que sufrió la mandataria a lo largo de estos 7 años, que la obligaron a suspender distintas actividades.

El primer problema de salud que afrontó Cristina de Kirchner fue el 9 de enero de 2009, cuando le diagnosticaron una “lipotimia con deshidratación leve” por la cual cumplió dos días de reposo, teniendo que posponer un viaje oficial a Cuba, aunque finalmente tardó cinco jornadas en retomar sus actividades.

En abril de ese mismo año debió cumplir otros dos días de reposo por unas anginas y, tras un 2010 libre de problemas de salud, sufrió otro cuadro de lipotimia en enero de 2011 cuando se encontraba en la Casa Rosada por el cual debió reposar 24 horas.

Otra lipotimia afectó a la mandataria el 12 de abril de 2011 por la cual la Unidad Médica Presidencial le prescribió otras dos jornadas de descanso, que la obligaron a suspender un viaje a México. Y el 11 de octubre de 2011 también padeció otro episodio de hipotensión, ocurrido en plena campaña electoral, que la obligó a suspender esas actividades proselitistas por las 2 jornadas siguientes.

Uno de los problemas más delicados en su salud sucedió en diciembre de ese año cuando se le diagnosticó la presencia de un “carcinoma papilar” en la glándula tiroides, que tras la operación para removerlo se confirmó que finalmente se trató de un nódulo benigno y no de un cáncer.

A raíz de este problema, la Presidenta debió tomarse una licencia médica tras la operación en el Hospital Austral de Pilar, que se extendió por 20 días, además de los tres días que pasó internada, cumpliendo así uno de sus más extensos períodos sin actividad.

En octubre de 2013 sufrió otro de los problemas de salud más resonantes de su gestión, tuvo que ser operada de un hematoma intracraneal. Y cerró el año con una fractura de tobillo en un accidente doméstico en Río Gallegos por la cual está actualmente cumpliendo un reposo, que lleva 9 días y se extenderá unas jornadas más, sin que se sepa aún cuando retomará sus actividades.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América