domingo 04 de enero de 2015
policiales

El único detenido por el crimen de Lola dijo que es inocente: "Están buscando un chivo expiatorio"

Minutos antes de declarar ante la Justicia, el hombre de 35 años aseguró que no tiene nada que ver con el crimen y acusó a las autoridades de forzar la investigación para encontrar un responsable

La jueza de Rocha, Marcela López, toma declaración indagatoria a cuatro personas, con el objetivo de encontrar elementos contundentes que le permitan avanzar en el esclarecimiento del asesinato de Lola Chomnalez.

El primero de los sospechosos sometido a indagatoria es un hombre de 35 años, oriundo de Castillos, que antes de ingresar a la sede judicial aseguró que es inocente: "Yo no conocía a nadie, soy pescador, vivo bien, tranquilo".

Mientras era trasladado ante la jueza -esposado- el sospechoso denunció ante las cámaras del canal TN que lo detuvieron porque las autoridades"están buscando un chivo expiatorio". Y aseguró que, cuando -se presume- se produjo el homicidio, se encontraba "en casa".

Esta persona hasta ahora no había sido investigada, pero su figura fue ubicada cerca de la escena del crimen por más de un testigo. La magistrada intenta determinar si tenía algún tipo de vínculo con la víctima. La otra persona que será puesta frente a la jueza López es un conocido del pesacador.

La expectativa pasa también por lo que pueda aportar -durante la misma jornada- la declaración de una ciudadana de origen francés, cuya vinculación con el hecho todavía es un misterio.

Además la Justicia uruguaya tiene dudas sobre el relato del hombre de 50 años que aseguró haber hallado el cadáver luego de seguir una serie de pisadas en la arena.

La sospecha se sustenta en que poco antes hubo un temporal de viento y lluvia que debería haber borrado cualquier huella; la jueza le tomará declaración para corroborar sus dichos.

En las últimas horas del sábado, personal de Policía Científica, Prefectura, Bomberos y efectivos de la Jefatura de Rocha realizaron intensos rastrillajes con el objetivo de hallar la mochila y el arma homicida.

Las pericias determinaron que la menor de edad murió por asfixia y que su cuerpo sufrió heridas cortantes. Al respecto, el perito forense Rubén Castro precisó que el cuello de la víctima fue atravesado por un corte de lado a lado con un cuchillo sin filo, presumiblemente de cocina. Para los peritos, esto indica que el autor del homicidio pretendió degollar a Chomnalez.

El caso

La adolescente Lola Chomnalez se encontraba de vacaciones en el balneario Valizas en la ciudad uruguaya de Rocha en la casa de su madrina cuando el domingo 28 de diciembre por la tarde salió a caminar por la playa y desapareció.

Luego de una intensa búsqueda su cuerpo fue hallado dos días después, el martes 30, enterrado a varios metros de la costa en una zona de difícil acceso por la densa vegetación del lugar.

Los resultados de la autopsia revelaron que la joven murió asfixiada por arena en un intento por respirar y el examen forense indicó en primera instancia que no hubo abuso sexual.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América