martes 20 de octubre de 2015
Que no decaiga

El novio la plantó en el altar y ella hizo la fiesta igual

EL banquete estaba destinado para 120 invitados y costó 35 mil dólares. La chica llamó a su madre para que organizara la cena para gente sin hogar, pues ella estaba demasiado indispuesta para hacerlo.

Quinn Duane, una joven estadounidense de 27 años a la que un día antes de su boda le anunciaron que el novio simplemente no se casaría, decidió ofrecer la comida de recepción a personas en situación de calle.

Lejos de cancelar el menú, que estaba destinado para 120 invitados y costó 35 mil dólares ($560.000), la chica llamó a su madre para que organizara la cena para gente sin hogar, pues ella estaba demasiado indispuesta para hacerlo.

Luego de que le avisaran que el hombre con el que llevaba cuatro años de relación no caminaría junto a ella al altar, Duane pidió ayuda a refugios locales para que enviaran a sus niños, padres y abuelos a comer el menú; sopa, ensalada, ñoquis, salmón y carne.
Quinn Duane junto a su novio, cuando no esperaba el desenlace tan malo de su historia de amor

Uno de los asistentes declaró que "cuando usted está pasando por un momento difícil y una lucha, para que usted pueda salir a hacer algo diferente con su familia, fue realmente una bendición".

Entre los gastos de la boda que no eran reembolsables se encontraba un viaje de luna de miel a Belice, por lo que el pasado 18 de octubre, madre e hija decidieron tomar el vuelo y conocer juntas la ciudad Belmopán.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América