sábado 03 de enero de 2015
policiales

Dos suculentos robos en el inicio del año, en sendas viviendas en San Rafael

Un comienzo de año para olvidar vivieron dos familias sanrafaelinas. De una se llevaron 23 mil pesos, 3 notebooks, una Play y otros elementos hogareños.

Por Marcelo Schmitt
schmitt.marcelo@diariouno.net.ar

Un comienzo de año para olvidar sufrió el viernes una familia que al retornar a su vivienda, pasada la 1, se encontró con la casa revuelta, el faltante de $23.000 y otros varios objetos electrónicos.

Es que un grupo de delincuentes aprovechó la salida familiar para festejar el Año Nuevo y violentó la reja de una de las puertas de acceso a la propiedad. El hecho sucedió en una vivienda ubicada en Capdeville al 1.400, a unos dos kilómetros al oeste del centro de San Rafael.

De allí, los ladrones, en pocos minutos, se llevaron $23.000, 3 notebooks, una afeitadora eléctrica, una cámara digital, un órgano, una PlayStation y un celular.

Todo empezó pasadas las 23, cuando el dueño de casa, de 43 años, y su familia salieron a cenar, y a su regreso, cerca de la 1, se encontraron con un panorama desolador. Es que los ladrones saltaron el portón del garaje, reventaron la reja de una de las puertas laterales de la vivienda y, mientras el vecindario disfrutaba de la cena en familia, se dedicaron a revolver toda la casa.

Primero buscaron el dinero, que estaba escondido en un modular del dormitorio matrimonial, y luego, con suma rapidez, seleccionaron el resto del botín, que seguramente se llevaron en un vehículo, estimó una alta fuente policial.

A su regreso, fueron los vecinos quienes les comunicaron a las víctimas que el portón del garaje estaba abierto. Aparentemente, para no despertar sospechas, los ladrones lo abrieron desde adentro para escapar.
La causa en averiguación robo quedó radicada en la Comisaría 38ª. Por ahora no hay detenidos.

Otro robo
Intrépidos, sin escrúpulos o simplemente ladrones son algunos de los calificativos con que se puede calificar a desconocidos que rompieron a patadas la puerta de una vivienda para llevarse $5.000, un plasma de 32 pulgadas, 2 netbooks, 2 cámaras digitales y joyas de oro.

Es que no tuvieron pudor ni miedo a la alarma que se activó apenas empezaron los golpes contra la puerta principal. Con mucha velocidad, como si supieran lo que iban a buscar, seleccionaron el botín y desaparecieron.

Todo empezó pasadas las 21.30 en Fleming al 1600, cuando el dueño de casa, un hombre de 36 años, se fue a disfrutar de la cena de fin de año. En ese instante, mientras viajaba, se activó la alarma y un llamado a su celular lo alertó sobre lo que estaba sucediendo.

Al regresar se encontró con la desagradable novedad que denunció al 911.

La causa fue caratulada como “averiguación robo” y por ahora no hay detenidos.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América