sábado 03 de enero de 2015
economia

Discrepancias sobre cuál será la inflación en el 2015

El Gobierno estima que la inflación se ubicará por debajo del 20% en el 2015 pero para los especialistas privados rondará 35%, tras un fin de año con una desaceleración de precios reconocida por oficialistas y opositores.

Para el gobierno, los indicadores del INDEC están arrojando una  tasa de variación de precios de entre 1,2% y 1,4% mensual, y  aspira a bajarla del dígito, mientras que para la oposición sus  mediciones no descenderán del 2% mensual.

La estrategia oficial consistirá en prolongar todo el año el programa de "precios cuidados", que aspira a renovar en los próximos días con un aumento de entre el 3 y el 5 por ciento. El programa, según voceros de los supermercados, contribuyó a contener los precios y modificó los hábitos de consumo hacia las segundas marcas, lo que origina una presión a la baja de los productos que están fuera de la  lista oficial del programa.

En el ámbito de la Secretaría de Comercio se espera que los precios del petróleo continúen en baja y con el descuento del cinco por ciento en combustibles, que bajará los costos de la logística, esperan que ayude aún más a la desaceleración de  precios.

Para los privados, en cambio, esa baja no contribuirá demasiado en la formación de precios, ya que afirman que su incidencia es mínima o nula en esos costos.

Según un estudio del Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM) vinculado con los supermercados chinos y comercio de proximidad, el 2014 mostró un proceso inflacionario que  promedió 24,6 por ciento para el segmento que incluye a más del  75% de los asalariados y 25,8% sobre los sectores de menores  recursos, que conforman la base de la pirámide de consumo.

Los números muestran que la inflación promedio ponderada retrocedió en forma considerable, más de 10% con relación a 2013, cuando se ubicó en 35%. El presidente de INDECOM, Miguel Calvete, estimó que la  inflación entre los productos que integran el programa de "Precios  Cuidados" registró un incremento del 16,8% interanual.

Calvete consideró también que el acuerdo entre el Gobierno y los supermercados contuvo la expectativa inflacionaria de los productos que no integran ese acuerdo, evitando que los índices se dispararan entre 2 y 3 puntos porcentuales más.

Para el presidente de INDECOM, el programa provocó "cambios  en los hábitos" de los consumidores, que muestran que se han comenzado a adquirir una gran cantidad de artículos de segundas marcas, acrecentando una conducta de sustitución de productos y el posicionamiento de nuevas marcas.

Para el vocero del sector de grandes supermercados Fernando Aguirre, quien recordó que el sector "no es formador de precios",  "en alimentos y bebidas el aumento estuvo algo por encima de lo que marca el INDEC, aunque en otros productos ha bajado".  Coincidió en que el programa de "precios cuidados" modificó los hábitos de consumo porque "la gente palpa día a día la variación de precios ya que lo sufre en su bolsillo y gasta en lo que podríamos considerar una canasta personal".

"El programa mete presión a la baja de los precios, alienta el consumo de segundas marcas, por cada salida al supermercado compra menos que en años anteriores esperando ofertas, y el  consumo se está direccionando hacia productos de menor valor  agregado y calidad", señaló Aguirre.

El vocero de los supermercados consideró, en declaraciones a NA, que el programa de "Precios Cuidados" fue una iniciativa  "exitosa" aunque advirtió que "con eso sólo no se puede pretender  terminar con la inflación".

Para Jorge Todesca, economista opositor al gobierno, la  inflación del 2014 "tuvo dos etapas, una en la primera mitad con  un 4% de alza mensual, ahora estamos en un nivel cercano al 2 por  ciento, con lo cual la inflación del año próximo se mantendrá en  en un 10 por ciento menos que este año".

Todesca reconoció que la inflación "se ha desacelerado, pero como consecuencia de una menor actividad económica o caída de la economía, ayudada por la quietud del dólar, la baja de los combustibles y en los precios del trigo, por ejemplo".

Consideró que la clave de la inflación para el próximo año  estará en como "lograr movimientos en el tipo de cambio que no se trasladen a los precios", en diálogo con NA.

Para el director del Centro de Estudios Económicos y Sociales, Scalabrini Ortiz, Andrés Asiain, la inflación se está desacelerando y "si continúa el éxito del actual control cambiario tendremos precios hacia la baja en los primeros meses". 

"Lo más probable es que continúe el proceso descendente de precios de los últimos meses y a fin de año tener una inflación de alrededor del 15 por ciento o un poquito más en todo el año  próximo", dijo el economista próximo al gobierno.

Asiain consideró que los programas oficiales de "Precios Cuidados" y "Ahora 12" no son "políticas contra la inflación, pero ayudan evitar abusos de remarcación de precios, sobre todo en los supermercados, y contribuyeron a moderar el alza de precios", en declaraciones a NA.

En cambio, para el economista de FIEL Daniel Artana, la inflación del año próximo no podrá reducirse al 15 por ciento anual "por el elevado déficit fiscal" y el escaso financiamiento externo y doméstico.Sostuvo que la escasez de reservas "provocará que se siga emitiendo a un ritmo importante para financiar al Tesoro, lo que pone presión a la tasa de inflación, aún en el supuesto caso en que la depreciación del tipo de cambio oficial sea del orden de 15% anual"

Para el economista de FIEL, la "combinación de recesión y  atraso cambiario adicional puede reducir la inflación respecto del 40% observado en 2014, pero no mucho más allá de unos diez puntos anuales".

Fuente: NA 

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América