lunes 27 de junio de 2016
El pecado de ser argentino

Ten cuidado con lo que deseas porque se te puede cumplir: Messi renunció a la Selección

El planeta se rinde a sus pies. Cada año es elegido como el mejor y hasta los adversarios muestran su admiración cuando termina el partido. Pero él cambiaría toda la pleitesía del mundo por ser profeta en su tierra.

Tras la final perdida por penales ante Chile en la Copa América Centenario, Lionel Messi pateó el tablero y anunció su renuncia a la Selección Argentina.

"Creo que es lo mejor para todos, para mí y para mucha gente que lo desea. Se terminó la selección para mí, es una decisión tomada. Lo intenté muchas veces (ser campeón) pero no se dio", fue el mensaje de un chico desconsolado que daba todo por ser campeón.

Las críticas despiadadas y la presión mediática lo empujaron a esta falsa encrucijada de pensar que es un "fracasado". "Si no sos campeón nada sirve". Y no importa si tus compañeros colaboran o si el entrenador elige un esquema que perjudica su juego.

¿Te parece bien la renuncia de...

"Vos sos el mejor del mundo y algo tenés que ganar", lo señalan algunos pseudosperiodistas deportivos, entrados en kilos, que desde un escritorio vociferan porque perdiste la final de un Mundial contra el mejor equipo de los últimos 20 años (Alemania) y que venía de golear 7-1, nada menos que al Brasil campeón de campeones, en su propia casa.

No entiendo cómo no pueden sacarse el balde de la cabeza y analizar por un segundo el privilegio de tener a dos de los mejores jugadores de la historia. Para quienes disfrutamos de la magia del fútbol, jamás imaginamos que podría aparecer alguien similar a Maradona.

Las comparaciones son odiosas, pero en este caso debería ser virtuosa. Messi es a esta Selección lo que Maradona fue para la del 86. Solo por el capricho del destino o por alguna mala definición de sus compañeros, se lo condena, se lo castiga, se lo tilda de "fracasado".

Las corridas de Messi contra tres o cuatro rivales, que sistemáticamente lo derriban, emocionan. Si lo hiciera Cristiano Ronaldo no se ahorrarían elogios. Pregunten cuántas finales de Eurocopa ganó o finales del Mundo jugó Cristiano Ronaldo?

"Tiene que ganar algo", como si verdaderamente dependiera solo de Messi. O creen de verdad que en el fútbol de hoy, donde los jugadores son atletas, Maradona podría haber realizado esa obra de arte disimulada en una corrida memorable contra Inglaterra sin recibir una falta?

Si de 10 jugadores, 8 son defensivos (Romero, Mercado, Funes Mori, Otamendi, Mascherano, Biglia, Kranevitter y Banega), tus chances de generar situaciones son ínfimas. Y pese a un planteo que lo perjudica, porque sus compañeros no atacan los espacios, no arrastran marcas y lo miran, Messi insiste en la heroica y termina siendo víctima de falta.

Últimamente, en la Argentina existe un fenómeno inexplicable. "Prefiero tener razón aunque esa relativa verdad me perjudique enormente".

Seguramente varios inflaran el pecho y sentirán que tienen razón. Creen realmente que Messi es un "fracasado".

Hoy a mí, siento que me cortaron las piernas

Franco Robledo
@franco_rp

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América