jueves 02 de febrero de 2017
Bronca e impotencia

"Si lo encuentro en una situación así, yo le arranco los ojos con los dedos"

El padre de la joven golpeada salvajemente por el anestesista contó sus sentimientos hacia el agresor de Belén. "Me enteré por la televisión", reconoció Rubén.

No hay nada más genuino que el amor paterno. Es algo incondicional y por eso se entiende el dolor y la furia de Rubén Torres, el padre de la joven golpeada salvajemente por un anestesista en un departamento de Palermo.

"Lo primero que pensé fue: 'lo mato'", reconoció Rubén en el piso de Desayuno Americano. "En una situación así, le arranco los ojos con los dedos, porque nadie tiene derecho, y menos porque tenga plata", agregó.

Rubén relató el exasperante momento en que conoció la noticia. "Me enteré por la televisión. Mi mujer me comentó que un anestesista acababa de apuñalar a una mujer de 35 años", señaló el hombre.

"Puse el noticiero y escuché que dijeron que la chica golpeada era Belén Torres. Ahí pegué un salto y mi mujer se cayó", admitió Torres.

El amor de Rubén quedó reflejado en su emoción cuando Desayuno Americano lo comunicó con Belén, quien permanece internada.

Embed

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América