jueves 10 de septiembre de 2015
DESAYUNO CON PAMELA

El llanto de Mariano: ¿culpa o estrategia?

Tras la lesión de Francisco, el cordobés mostró su faceta sensible. “Estoy mal. No quise lastimarlo”, manifestó Berón en el Confesionario.   

Lejos de su personalidad fuerte y avasallante, Mariano Berón mostró su faceta más sensible al romper en llanto en el Confesionario, tras el accidente que protagonizó con Francisco Delgado y que terminó con el padre de elenita en el Sanatorio.  

La lesión de Francisco dejó convulsionada a La Casa. Los participantes se mostraron compungidos por el accidente de su compañero, pero fue Mariano el que más pareció sufrir en carne propia la lesión del rionegrino.
 
A lágrima viva y, con verdadero sentimiento de culpa, Mariano dialogó con el “Big” sobre lo sucedido.
 
“Estoy mal. No quise lastimarlo”, aclaraba el cordobés. Comprensivo, el “Big”, lo consolaba y trataba de convencerlo de que no se sintiera culpable.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América