sábado 03 de enero de 2015
policiales

Confesó que su amante murió de un infarto y lo enterró en el gallinero

Como si se tratase de una película de suspenso: Juan Giannini era remisero y estaba casado. Había desaparecido el martes pasado cuando había estacionado el auto a la vuelta de la casa de su amante. 

Un remisero que había desaparecido el pasado martes en la localidad bonaerense de Balcarce fue encontrado sin vida en las últimas horas enterrado en el gallinero de la casa de su amante, que quedó detenida.

Si bien en un primer momento se pensó en un crimen, el caso dio un vuelco cuando la mujer confesó que el hombre murió de un infarto en pleno acto sexual y que aterrorizada por lo ocurrido, optó por enterrarlo en el patio de su vivienda ubicada en la calle 25 entre 2 y Maipú, de Balcarce.

Juan Gianinni, de 58 años, casado y padre de dos hijos, era buscado desde el martes pasado a las 16 cuando dejó la remisería para hacer un "viaje corto".

Sin embargo, el hombre se dirigió hacia la vivienda de su amante, Margarita Ponce, de 40 años.

Giannini no estacionó el auto en la calle 25, sino que lo dejó a la vuelta y fue caminando hasta la vivienda de su "amigovia" para mantener relaciones sexuales.

A partir de allí nada más se supo del hombre, que comenzó a ser intensamente buscado por la policía que a las pocas hora ubicó el auto del remisero.

La Policía local lo buscó intensamente e incluso pasó por la casa de Ponce, pero ella negó haberlo visto.

La mujer también era casada y que cuando en la tarde del jueves llegó su marido, un trabajador rural que por razones laborales faltó del hogar durante varios días, se habría quebrado y contado la verdad.

El hombre se contactó con un abogado que comunicó lo sucedido a la policía primero y luego a la fiscalía correspondiente.

En el destacamento policial, la infiel esposa declaró ante su marido y la Justicia que Gianinni murió de un infarto en pleno acto sexual y que aterrorizada por lo ocurrido optó por hacer una fosa en el gallinero de su casa y tirarlo allí.

Con la orden judicial en mano, los pesquisas llegaron al lugar indicado por la amante con tres perros adiestrados para este tipo de situaciones y fue uno de los canes que dio con el sitio exacto en dónde estaba enterrado Gianinni.

El cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición por lo que los resultados de la autopsia demorará unos días.

La mujer quedó detenida a disposición de la Justicia.

Fuente: Noticias Argentinas. 

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América