viernes 18 de septiembre de 2015
Uh, se cayó la comida

¿Comerías los alimentos que cayeron al piso?

Los científicos probaron si es verdad la “teoría de los 5 segundos” con distintos alimentos, diferente cantidad de tiempo y varias superficies, y llegaron a interesantes conclusiones. 

Aunque no es bueno basarse en las leyendas a la hora de decidir si es sano meterse algo entre pecho y espalda, todavía hay un buen número de personas que se rigen por algunos mitos como la «regla de los cinco segundos» a la hora de tomar un alimento que se haya caído al suelo. Esta norma popular, concretamente, afirma que la comida en cuestión no se llena de bacterias si se levanta antes de cinco segundos (como bien explica en su nombre) y que, por lo tanto, seguirá siendo perfectamente sana e higiénica.
 
No obstante, el profesor de ciencia de la comida de la Universidad de Clemson (en Carolina del Sur), Paul Dawson, acaba de señalar en un artículo que, en contra de lo que se pensaba hasta ahora, lo mejor es evitar comer un alimento que haya caído al suelo debido a la gran cantidad de bacterias que puede contener y lo difícil que es eliminarlas por completo en una limpieza.

¿De dónde viene la regla de los cinco segundos?

Esta curiosa norma no es nueva. En palabras de Dawson, es una leyenda que se popularizó durante el programa de televisión de la chef Julia Child cuando a esta se le cayó un trozo de carne al suelo. La cocinera lo cogió rápidamente del suelo afirmando que, si los invitados a la cena no se enteraban de ello, no era peligroso, pues era imposible que hubiese adquirido gérmenes. Fuera o no el origen del mito, en 2003 un estudio determinó que más de un 70% de las estadounidenses sabían de la existencia de la norma, así como un 56% de los hombres.

¿Vos que haces ante esta diyuntiva? 

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América