sábado 03 de enero de 2015
mendoza

Cayó piedra sin llover... el conflicto con los pilotos paralizó la lucha antigranizo en Mendoza

Desacuerdo: la superficie cultivada corre peligro desde el comienzo de año por las medidas de fuerza del gremio. Si no se destraba, se sumarían otras actividades aéreas y peligrarían los vuelos en Vendimia.

Por Javier Cusimano
cusimano.javier@diariouno.net.ar

Los productores se comen las uñas y miran el cielo rezando para que ninguna tormenta se aproxime mientras los pilotos del sistema de lucha antigranizo y el Gobierno de Mendoza intentan llegar a un acuerdo. Desde el primero de enero y por tiempo indefinido la actividad está suspendida, ya que no se resuelven los problemas que reclama este sector de las líneas aéreas desde hace diez años. Mientras tanto, la protección de la superficie cultivada en Mendoza quedó librada al azar climático.

El viernes, no fueron suficientes siete horas de reunión y una tensa negociación entre los delegados y afiliados de APLA (Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas) con el miembro paritario, Andrés Cazabán; el subsecretario de Agricultura, Ganadería y Alimentos, Leonardo Miranda, y el titular de la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas, Marcos Scipioni.

“Decidimos no continuar con la reunión, porque para el Gobierno resultan nuevos varios de los reclamos que venimos haciendo desde hace por lo menos diez años, de forma mucho más recurrente y a través de cartas documento en los últimos cuatro años de gestión. No aceptamos las condiciones que proponen y, por lo tanto, no hay arreglo y la actividad permanecerá suspendida”, sentenció Daniel Amigo, secretario del Interior de APLA.
En un comunicado, los trabajadores del sector expresaron: “Los pilotos de la lucha antigranizo inician un plan de lucha en busca de reivindicaciones que a esta altura resultan básicas. No se descarta la afectación parcial o total de las actividades aéreas en la provincia, incluyendo los vuelos desde y hacia Mendoza”.

En el mismo escrito, dijeron: “Se informará sobre esta situación a las líneas aéreas para que eviten la comercialización de pasajes durante el período de la Fiesta Nacional de la Vendimia. Asimismo, se pondrá en conocimiento a los ministerios de Trabajo, Producción, Economía y Turismo, y a las cámaras de agencias de viajes sobre las medidas previstas a fin de evitar trastornos mayores a los usuarios”.

Amigo explicó que el trabajo de los pilotos tiene un altísimo nivel de riesgo y no está siendo reconocido por las autoridades. Por ello, no están de acuerdo con extender un contrato bajo presión y por decreto, y más aún si este no tiene en cuenta la compensación laboral que exigen en una “relación de dependencia encubierta”.

“Hace años que venimos negociando un estatuto que establezca tiempos máximos de servicio y mínimos de descanso, y regularice la situación laboral de los pilotos de la Dirección de Contingencias Climáticas, que en algunos casos facturan hace diez años y ni siquiera cuentan con la protección de una ART”, dijo.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América