miércoles 18 de noviembre de 2015
intrusos

Carmen y la guerra con las Vélez: "Se olvidan de mis tartas"

Una nueva batalla en la interna familiar Bal-Vélez. Carmen reclamó que su hija y nuera tomaron partido por Nazarena.   

Carmen Barbieri y Nazarena Vélez se enfrentaron nuevamente en una fuerte pelea mediática. A pesar de que sus hijos formaron pareja, ellas no logran arreglar sus diferencias y siguen teniendo una mala relación. La mamá de Barbie Vélez inició un nuevo capítulo de este conflicto familiar al realizar duras declaraciones contra Carmen: "No sé lo que le pasa por la cabeza. O es estúpida o es muy mala. No te queda otra. O sos ignorante y de verdad que la vida te pasa y vos no te das cuenta".

La participante de Bailando 2015 opinó sobre estos dichos en una entrevista con Desayuno Americano: "No estoy justificando, ni criticando. Me parece que es una madre que sintió que le hicieron mal a su hija y trata de defenderla. No me parece que sea el modo, pero lo entiendo desde ese lado. No se levantó un día y dijo 'la voy a matar a Carmen'. Sintió que me habían hecho algo a mí y como cualquier madre me defendió".

Además, Barbie aclaró que mantiene su autonomía económica a pesar de vivir junto a Federico: "Se dejó entrever que yo vivo de ellos, pero vivo de mi sueldo y lo que gano desde que tengo 16 años. En el caso de que necesite plata, le pido a mi mamá, a mi familia, gracias a Dios no es el caso. Pero no soy una nuera vividora que me puse de novia con Federico para comerle la billetera a Carmen y vivir de ellos. Eso está bueno aclararlo porque está muy lejos de mí. Los que me conocen saben lo que trabajo y lo independiente que soy en ese sentido".

La actriz decidió esclarecer este punto, luego de que Carmen contara cómo ayudaba a la parejaen Intrusos: "Ellos se olvidan que yo hace poco estuve buscando una casa para que se muden y ellos tengan un lugar donde ella pueda poner su ropa. Se olvidan que yo les di los percheros para que ellos cuelguen la ropa. Se olvidan de mis tartas dietéticas, de mi mayonesa dietética, de todas las cosas que les mandaba. Y he dejado de hacerlo antes de ir a Europa porque me dije: 'me parece que me estoy metiendo demasiado'".

Por último, señaló que este no es un buen momento para intentar una posible reconciliación con una cena familiar: "No es algo que estemos buscando en este momento con Federico. Me parece que cada uno tiene que estar bien con las respectivas madres y es algo que no hay que forzar. Si tenemos ganas y se da en algún momento estaría buenísimo. Pero me parece que en este momento, que está todo en el ojo de la tormenta, armar una cena sería medio en vano".

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América