viernes 24 de febrero de 2017
DEBATE

Prisión domiciliaria para la cultivadora de cannabis medicinal

Adriana Funaro es una conocida cultivadora y activista de la marihuana medicinal, fue detenida por la denuncia de un vecino y ahora seguirá detenida pero en la casa de su hija. En #BDA hablamos con ella.

Adriana Funaro cultivaba cannabis en su casa, con las flores de esas plantas fabricaba aceite para combatir los dolores de su artrosis, que compartía con otros enfermos. Por la denuncia de un vecino, Adriana fue detenida y encarcelada.

En un principio el juez de la causa, Horacio Hryb, negó la excarcelación que pidió la defensa de la mujer, y determinó que Funaro continúe imputada por el delito de "siembra o cultivo para producción de estupefacientes", que contempla una pena de entre 4 y 15 años de prisión no excarcelable.

Sin embargo, la Justicia firmó la prisión domiciliaria gracias a lo que Adriana ya está en la casa de su hija, Micaela, donde deberá permanecer encerrada. En #BDA con Antonio Laje y Julieta Navarro hablaron con ella que explicó por qué consume ese aceite. "Hace dos años que tomo aceite de cannabis todos los días para mi enfermedad, que es una artrosis de base bastante severa, los huesos de la rodilla están apoyados unos con otros y no puedo caminar", contó Funaro.

"Con una medicación común es imposible porque te genera una úlcera gástrica, entonces estamos ante una situación de dolor que te quita calidad de vida, es imposible caminar. Mi relación con el aceite de cannabis medicinal comenzó hace 6 años , desde hace dos años tomo el aceite medicinal a diario y hace que pueda caminar, literalmente", explicó Adriana

Ante la consulta sobre la cantidad de plantas que le encontraron (unas 36) Adriana explicó que "En realidad, plantas grandes eran 20 y pico, y el resto plantines de cuatro hojitas, que todavía están en crecimiento. Lo que es importante aclarar que para hacer el aceite se necesitan una gran cantidad de planta, para poder sostener en el tiempo un consumo y que empiece a hacer efecto. Además, la planta es un ser vivo que tiene un ciclo vital, uno cultiva una vez al año. Y no solo cultivo para mí, cultivo para muchos pacientes del hospital Raffo.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América