jueves 24 de marzo de 2016
Nada cambia

Patota sindical irrumpió a las piñas en una Asamblea en un Hospital de La Plata

Un verdadero escándalo se desató en el Hospital San Martín. Por la feroz agresión varios médicos resultaron heridos. Horas antes habían realizado un homenaje a los trabajadores secuestrados y desaparecidos por la dictadura militar.

Una verdadera batalla campal se desató hoy cuando irrumpió en el lugar donde se desarrollaba el encuentro -en el que se analizaban los reclamos relacionados a mayor seguridad y a mejoras salariales- un grupo de personas nucleadas en un gremio de trabajadores de la salud.


En el marco de una asamblea que se realizaba hoy en el Hospital San Martín se registraron incidentes que terminaron con una veintena de heridos productos de golpes y empujones.

El conflicto se desató alrededor del mediodía cuando unos 150 médicos, en su mayoría residentes pero también de planta, participaban de una asamblea en el aula Bianchi, la más espaciosa del San Martín. Si bien el tema central eran los recurrentes robos de celulares y billeteras sufridos por los médicos durante sus horas de trabajo, muchos de los asistentes habían ido también a interiorizarse sobre la reunión paritaria mantenida el lunes entre la CICOP y el gobierno bonaerense por un acuerdo salarial.

"De pronto irrumpió una patota de veinte personas con bombos y redoblantes que empezaron a empujar a todos los que estábamos ahí. Entre ellos había delegados del Sindicato de Salud Pública y gente con remeras identificatorias del gremio. Si bien la mayoría eran personas ajenas al hospital también había algunos camilleros y trabajadores del hospital. Estaba claro que venían a romper la asamblea. Y aunque tratábamos de pedirle a la gente que no respondiera a sus agresiones, de pronto estalló un batalla campal", cuenta Juan Porto, presidente de la CICOP en el San Martín.

"Arrancaron empujando la gente y gritándonos que volviéramos a trabajar, y un segundo después estaban repartiendo trompadas y golpeando incluso a las mujeres. Calculo que unos veinte residentes terminaron con contusiones", cuenta David Juárez, un residente de Clínica Médica que sufrió el mismo una seria herida cortante en el labio al intentar defender a "un compañero al que estaban golpeando entre cuatro".

"Honestamente no sabría explicar el motivo de la agresión -asegura Porta- pero sí que se trató de algo orquestado por el Sindicato de Salud. Es probable que hay sido para intimidarnos porque ellos cerraron la paritaria con el gobierno por una aumento del 15% en julio y nosotros aspiramos a conseguir una propuesta mejor".

Tras los incidentes convocaron mañana a un paro en el Policlínico y llamaron a los demás hospitales de la Región a que se sumen a la medida de fuerza, que además incluirá una asamblea a partir de las 9 y una marcha al ministerio de Salud provincial.


Fuente: El Día

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América