miércoles 19 de julio de 2017
#BDA

Nació en la 1-11-14, fundó su empresa y ahora lo premiaron por crear un videojuego

Daniel Simons es el protagonista de esta historia de superación. En una entrevista con Antonio Laje, narró las dificultades que debió superar y admitió que la profesión que eligió fue "mi escapatoria".

En un momento en el que se debate sobre cómo la marginalidad empuja en muchas ocasiones a los chicos a la drogadicción y la delincuencia, en Buenos Días América presentaron un caso de superación y por demás esperanzador. Su nombre es Daniel Simons, tiene 23 años, y nació en la Villa 1-11-14, un lugar que se convirtió en la "cuna" del videojuego que le permitió alzarse con el "Premio Itaú".

Embed

"Consideraron el videojuego como una obra de arte audiovisual. Afortunadamente, con mi equipo, gracias al videojuego que hicimos, se pudo ver el trasfondo que tiene y ganamos el primer puesto", contó Daniel en una entrevista con Antonio Laje.

Hijo de una pareja adolescente, y el mayor de cuatro hermanos, Daniel pasó por innumerables dificultades, como tener que superar la muerte de su mamá con apenas 12 años. "Por el hecho de haber nacido en una villa, tuve una infancia llena de problemas, que repercutieron de forma negativa en mi vida", admitió.

No obstante, según expresó, convertirse en programador le salvó la vida: "Vi que mis amigos de la infancia pasaban momentos oscuros, como por ejemplo tener un padre en prisión, un hermano baleado. Y la escapatoria era siempre ir a la droga. Mi escapatoria, en cambio, eran los videojuegos. Era como un portal que me llevaba a una realidad totalmente distinta".

Embed

"Lo que quiero hacer es demostrar que se puede, que se puede lograr todo y vencer a la oscuridad. Y lo cuento con mi juego. El juego, básicamente, te muestra eso", agregó Daniel, quien actualmente continúa viviendo en la villa.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América