martes 31 de enero de 2017
Rigen desde febrero

Aumentos de hasta 120% en peajes de Capital Federal

Será más caro abonar en efectivo y utilizar el auto en horas de mayor tránsito. Y hasta 40% más barato pagar con TelePASE o SUBE y circular en horas de menor congestión

De la ‘hora pico’ a la ‘hora congestión’. Y de fuertes aumentos si se paga en efectivo, a importantes descuentos si se utiliza medios electrónicos. Así, entre estos parámetros se puede explicar el nuevo esquema tarifario dispuesto por el Gobierno para descentralizar el tránsito en los principales accesos pagos a la Capital Federal y así intentar descongestionar el incesante caudal de vehículos que todos los días ingresan y salen del ámbito porteño provenientes de las localidades bonaerenses vecinas.

El proceso no está vinculado a la renegociación de los contratos de concesión con las empresas a cargo del Acceso Norte (Panamericana); Acceso Oeste; Autopista 25 de Mayo o cualquier otra ruta operada por sociedades privadas. Es más, lo recaudado por los aumentos previstos en los cuadros tarifarios que entrarán en vigencia a partir de febrero próximo se utilizará para financiar obras de expansión de dichas autopistas o sus colectoras y no para sanear en parte las cuentas de las empresas concesionarias que, de todos modos, siguen negociando con el Gobierno nuevos contratos integrales de concesión que también contemplen retoques tarifarios. Los últimos aumentos fueron a fines de enero e implicaron una suba promedio de 30,7%.

Ayer, la ‘idea’ oficial para combatir la congestión vehicular quedó plasmada en una resolución del Ministerio de Transporte que se publicó en el Boletín Oficial. En el documento se contemplan fuertes subas de peajes de hasta 120% para algunos accesos y en determinados horarios. Pero además se proponen interesantes rebajas, también en determinados momentos y si se utiliza el telepeaje, tanto para vehículos particulares como el transporte pesado o camiones.

La resolución convoca a una ‘consulta ciudadana’, aunque no vinculante, para definir los peajes y recibir otras propuestas que permitan descentralizar el tránsito de acceso y egreso a la Capital Federal. Se crean además nuevas franjas horarias que tendrán diferentes precios. Por caso, además de la ‘hora pico’ que se extenderá entre las 6 y 7 de la mañana para el ingreso y de 16 a 17 para el egreso; habrá un ‘horario congestión’ como para admitir que los momentos de mayor caos vehicular se extendieron. Por esto, este nuevo horario regirá entre las 7 y las 9 de la mañana y entre las 17 y las 19 a la tarde. Luego, otra vez volverá la ‘hora pico’, en ambos sentidos y por el lapso de una hora más.

El precio del peaje para un auto que se dirija a la Ciudad en ‘hora congestión’ por Acceso Oeste pasará a abonar $ 55 en lugar de los actuales $ 25. Pero si se coloca el TelePASE, la suba llegará a $ 33, con un ahorro de $ 18 frente al conductor que siga usando el efectivo. Desde Transporte explicaron a El Cronista que los cambios horarios y las tarifas diferenciales "buscan lograr redistribuir el ingreso y egreso vehicular para descongestionar los horarios que hoy más caudal ofrecen y premiar a quienes usan otros momentos para entrar o salir de Capital y también a quienes pagan de manera electrónica, agilizando los peajes". Para graficar, en el organismo entienden que si el 5% del actual caudal vehicular se redistribuye en diferentes horarios y no en horas picos "se puede lograr un tránsito como el que ofrece enero".

Los voceros agregaron que quienes viajen en horarios no congestionados pagarán tarifas menores y quienes utilicen TelePASE y SUBE se beneficiarán con rebajas de hasta 40%".

Según Transporte, el dinero adicional proveniente de las subas no irá a parar a las cuentas de las empresas concesionarias sino a engrosar el llamado Recurso de Afectación Específica (RAE), que se aplica a todas las categorías de los cuadros tarifarios de los Accesos Norte, Oeste y Riccheri. El destino de estos fondos es el financiamiento de obras de infraestructura como la ampliación de la General Paz; el mejoramiento de las colectoras de la Panamericana en sus diversos ramales y la construcción de un tercer carril en el acceso a Tigre, por ejemplo. Se trata de una suma cercana a los $ 5720 millones que el Gobierno volcará a estas obras para desarrollar 1420 kilómetros nuevos y generar 5500 empleos.

El mismo esquema seguirá la Ciudad de Buenos Aires con sus rutas a cargo de la sociedad AUSA como la Autopista Illia.


Fuente: El Cronista




Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América