jueves 08 de enero de 2015
mundo

Atentado a Charlie Hebdo: se entregó uno de los sospechosos y se busca intensamente a los otros dos

La policía difundió las fotos de los dos hermanos, Cherif y Said Kouachi, de 32 y 34 años, mientras afirman haberlos visto al Norte de Francia a bordo de un Clio. 

La policía francesa buscaba activamente este jueves a dos hermanos, uno de ellos yihadista, sospechosos del ataque mortífero de la víspera contra el semanario Charlie Hebdo, tras entregarse por la noche un presunto cómplice.

La policía difundió las fotos de los dos hermanos, Cherif y Said Kouachi, de 32 y 34 años. Estas personas son "susceptibles de estar armados y ser peligrosos", advirtió la Prefectura de policía de París, y precisó que son "objeto de órdenes de busca y captura".

Los dos hermanos son sospechosos de haber matado a 12 personas, once hombres y una mujer, en los locales del semanario parisino antes de darse a la fuga. El ataque generó una oleada de indignación en Francia y más de 100.000 personas se manifestaron espontáneamente para denunciar el terrorismo.

Su presunto cómplice, Hamyd Mourad, de 18 años, se entregó a la policía en Charleville-Mézières, noreste de Francia, "después de ver que su nombre circulaba en las redes sociales", explicó a la AFP una fuente cercana al caso.

Chérif Kouachi es un yihadista conocido de los servicios antiterroristas, condenado en 2008 por participar en una red para mandar combatientes a Irak, donde incorporaban a las filas de la rama iraquí de Al Qaida, dirigida entonces por Abu Musab al Zarkaui. Según una fuente cercana al caso, se han practicado varias detenciones a lo largo de la noche en el entorno de los dos hermanos.

El atentado, que diezmó la redacción de Charlie Hebdo y es el más cruento cometido en Francia en décadas, hizo pensar rápidamente en una venganza de los islamistas radicales. Charlie Hebdo publicó en 2006 caricaturas del profeta Mahoma que provocaron condenas y protestas en países musulmanes.

La brutal desaparición de ocho periodistas del semanario en este ataque provocó repulsa en el mundo entero, incluidos numerosos países musulmanes, y manifestaciones espontáneas que reunieron hasta 100.000 personas en ciudades de toda Francia.

Los agresores parecen haber seguido consignas dadas por el grupo Estado Islámico (EI) y la red Al Qaida, a causa de la lucha de Francia contra el yihadismo.

La redacción del semanario, sorprendida en plena conferencia de redacción, ha perdido a cinco caricaturistas, -Charb, Cabu, Tignous, Wolinski y Honoré-, sumamente conocidos en Francia.

Honoré tuiteó instantes antes del ataque un dibujo que muestra al jefe de EI, Abu Bakr al Baghdadi, deseando feliz año nuevo "Y sobre todo mucha salud".

También perdieron la vida el cronista Bernard Maris, economista hijo de republicanos españoles, y dos policías, uno de ellos rematado a sangre fría cuando estaba herido en el suelo. El atentado dejó once heridos, cuatro de ellos en estado muy grave.

El presidente François Hollande decretó "jornada de duelo nacional" este jueves y tres días de luto, durante los cuales las banderas ondearán a media asta.

Un momento de recogimiento nacional debería ser observado en todo el país este jueves a las 11h00 GMT acompañado por las campanadas de la catedral Notre Dame de París.

"Nuestra mejor arma es nuestra unidad. Nada puede dividirnos, nade debe separarnos" declaró Hollande en una alocución especial televisada.

La emoción fue inmensa en todo el país.

En París, 35.000 personas acudieron a la céntrica plaza de la República, no lejos de la sede de Charlie Hebdo.

Muchos portaban una pegatina negra donde podía leerse "Je suis Charlie" ("Yo soy Charlie", en español), algunos sostenían pancartas, otros empuñaban, mano en alto, bolígrafos o lápices, para expresar su apoyo a la libertad de expresión.

Los manifestantes eran entre 13.000 y 15.000 en Rennes (noroeste), entre 10.000 y 15.000 en Toulouse (suroeste) y unos 7.000 en Marsella, sureste, según las cifras policiales.

Miles de personas se concentraron igualmente en ciudades de toda Europa, como Berlín, Bruselas, Madrid o Londres.

La búsqueda de los presuntos islamistas era frenética al caer la noche en Francia, con miles de policías movilizados. Tras huir del lugar en dos coches, los atacantes desaparecieron en el este de París, rumbo a las afueras.

Otro reporte de la agencia AFP afirma que los dos sospechosos del atentado contra el semanario satírico Charlie Hebdo fueron vistos este jueves por la mañana en el norte de Francia, cuando iban a bordo de un Clio gris con armas de guerra, indicaron fuentes cercanas al caso.

El gerente de una gasolinera situada cerca de la localidad de Villers-Cotterêt "reconoció formalmente a los dos hombres sospechosos de haber participado en el atentado de Charlie Hebdo", explicó una de las fuentes. "Los dos hombres están encapuchados, con kalashnikov y lanzacohetes a la vista", confirmó otra fuente.

Fuente: AFP vía Noticias Argentinas. 

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América