domingo 03 de mayo de 2015
Mendoza

Asesinaron al hombre más fuerte del país

Fue en la última presentación de Chayanne en Mendoza. El strongman mendocino Alan Garay fue asesinado de dos puñaladas en la puerta de su casa en Las Heras cuando se defendió de un aparente intento de robo. Era reconocido internacionalmente.

Por Alejandro Gamero
gamero.alejandro@diariouno.net.ar
Dos puñaladas a traición mataron ayer al mediodía en Las Heras, cuando intentaban robarle, a quien fuera el hombre más fuerte de la Argentina. Alan Omar Garay era strongman internacional, una especialidad deportiva en la que los competidores levantan gigantescos neumáticos de 400 kilos, tiran con una soga camiones de 15 toneladas y arrastran autos de hasta 1.000 kilos con sus propios brazos como si se tratara de un cochecito para bebés, todo en la misma prueba.  
El mendocino, altamente reconocido en la especialidad y en el mundo del físicoculturismo, quien ahora era jurado internacional, personal trainer y fue contratado como custodio de Chayanne en su última visita a Mendoza en abril, perdió la vida en plena vía pública y a pocos metros de su casa, cuando tuvo la desgracia de encontrarse con su asesino, un hombre de 50 años, identificado como Fernando Pezetti, quien lo atravesó con un cuchillo de carnicero. 
El hecho ocurrió en avenida San Martín 2359 de Las Heras alrededor de las 12. 
Los vecinos que vivieron el dramático momento indicaron que el agresor intentó arrebatarle la riñonera a Alan y éste lo evitó dándole un puñetazo que lo dejó tendido en el suelo. Cuando el hombre se repuso, mientras le decía a Garay que ya se iba, empuñó de dentro de una mochila que llevaba un cuchillo de grandes dimensiones y se lo asestó dos veces en el pecho. 
El strongman quedó tendido en la vereda, herido de muerte, y el homicida tomó su bicicleta para huir. 
Justo en ese momento pasaba una patrulla policial. Los clientes y empleados de una ferretería frente a donde se produjo el ataque y los vecinos alertaron a la policía.
Los oficiales arrinconaron al atacante, que intentaba huir en bicicleta, y lo arrestaron. 
Según la versión policial, Pezetti no negó haberlo matado pero dio una versión insostenible: dijo que lo había apuñalado porque estaba cansado de que Alan intentara robarle. 
Garay, además de ser un laureado deportista en el país, en España, donde vivió muchos años, y en el resto de Europa, no tenía antecedentes. 
Si hubiera sido un delincuente violento, con su tamaño y fuerza el agresor que lo apuñaló no habría vivido para contarlo. 
Haber sido un strongman, haber sido el hombre más fuerte del país, no significa ser un violento ni un salvaje. 
Alan Garay, según sus vecinos, que le tenían gran aprecio y respeto, intentó defenderse de un intento de robo; nunca estuvo en sus cálculos  continuar con el incidente sino sólo alejar al agresor. 
Tanto es así que se descuidó y fue entonces cuando Pezetti le asestó las cuchilladas fatales. 
Marisol Garay, hermana de Alan, habló con Diario UNO sin todavía creer lo que había pasado: “Se había venido de España hace un año. Estaba acá tratando de ganarse el mango, estuvo haciendo la custodia de Chayanne y en unos días se iba a Bolivia como jurado de un evento. Nunca tuvo un problema ni tenía antecedentes de ningún tipo”.
Se indignó cuando se enteró de la versión que había dado el atacante y respondió: “No es así, si ese tipo andaba por acá cada tanto, en una bicicleta, hecho un linyera”. 
Los vecinos consultados por Diario UNO que conocían a Alan también se asombraron de los dichos del homicida, apoyando lo expresado por la hermana. 
Además se indignaron con la inseguridad del barrio y con el hecho de que “la ambulancia se demoró más de media hora y no pudieron salvarle la vida”, dijeron
Se quejaron de que “acá nos viven robando, en la mañana, a la noche, a  cualquier hora” y sobre el agresor detenido coincidieron con la hermana de Alan en que “es un hombre de mal aspecto, andrajoso, que sabe pasar por acá en bicicleta”.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América