domingo 09 de octubre de 2016
AMERICA NOTICIAS DOMINGO

Mendoza se alzó con el Campeonato Federal del Asado en el Obelisco

Representantes de la provincia del vino ganaron el premio mayor en esta competencia que se llevó a cabo en el emblemático monumento porteño. Una multitud asistió al evento.

Como si fuese el patio de una casa, sin pretensiones y muy poco gourmet, los alrededores del Obelisco hoy se convirtieron en una gran parrilla nacional. Desde las 11, se disputó el Campeonato Federal del Asado, en el que participaron 24 equipos, uno por cada provincia argentina, incluida la Ciudad Autónoma. El evento convocó multitudes que se acercaron para comer y observar a los participantes al mando de las parrillas humeantes. También, dejó un ganador: Mendoza.

En la 9 de Julio, desde Corrientes hasta Avenida De Mayo, se sucedieron los tablones de madera apoyados sobre barriles de metal, las banquetas de pino con abuelos, novios y amigos, los canteros del Metrobus funcionaron como sillas y a los lados hubo decenas de estructuras de metal y toldos blancos y naranjas en los que se vendían sándwiches de pata, cordero, costeletas de novillo y tira de asado al plato, por 60 a 90 pesos. También, platos típicos de Francia, Italia, Vietnam, República Dominicana y México. Al mediodía, la zona era una bruma caliente y aromática, reverberando bajo un cielo celeste tempera. Una parrilla popular a cielo abierto.

Los camiones con la mercadería llegaron a la Plaza de la República y Avenida De Mayo de madrugada. De sus cajas bajaron 108 kilos de carne vacuna. Ese fue el material que, a partir de las 11, los parrilleros pusieron a prueba, bajo el fuego de las brazas, con leña o carbón. Las parejas fueron elegidas por las sedes provinciales del sindicato de gastronómicos, UTHGR. Competieron en dos categorías. En una debieron demostrar su habilidad para asar tira de asado, vacío y colita de cuadril. En la otra, su capacidad para despechar las achuras, verduras y provoletas mejores.

Los cortes eran del mismo frigorífico para evitar diferencias en su calidad. Los parrilleros llevaron sus cuchillos, platos y bandejas. Un jurado conformado por el periodista gastronómico Pietro Sorba y referentes de las parrillas Don Julio, La Cabrera, La Carnicería, El Mirasol, Las Lilas, Siga la Vaca, Nuestro Secreto y La Cabaña, entre funcionarios y otras autoridades, los evaluó. La presentación, el punto de cocción, el sabor y la composición del plato fueron los ejes. Y en la fiesta del asado, Mendoza salió campeón.

"Primero me fijo en el aspecto visual, si la carne tiene buen dorado y no está quemada. Tiene que invitar a comer. Después observo la parrilla, si está o no ordenada, y el lugar de trabajo de los asadores. Luego chequeo el punto de cocción, la sazón y evalúo si agregaron algún tipo de condimento", enumeró Pietro Sorba a Clarín. Comió porciones muy chicas, del tamaño de un poroto. Dijo que así no empalagó el paladar e hizo una degustación correcta. Al mediodía no dijo quiénes fueron sus preferidos pero hizo un diagnóstico: "Esta competencia es una prueba más de la capacidad y sabiduría del asador argentino. Los participantes no conocían la parrilla ni la carne. Para ellos fue inédito y salieron muy bien. Es meritorio".

Fuente: Clarín

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América