miércoles 01 de febrero de 2017
AMERICA NOTICIAS 2DA EDICION

El crimen del empresario español: Detalles escalofriantes de las declaraciones de sus hijas

"Santiago me decía respecto a mi padre que: hace meses le dije que deje de hablar con los empleados porque lo voy a reventar", fueron las palabras de Giselle.

Mientras el mecánico Ricardo Arce López, de 43 años, fue excarcelado por decisión del juez que investiga la muerte del empresario Roberto Fernández Montes, América Noticias tuvo acceso a las declaraciones de sus hijas.

"Santiago me decía respecto a mi padre que: hace meses le dije que deje de hablar con los empleados porque lo voy a reventar", fueron las palabras de Giselle ante el juez que entiende en la causa.

La situación del mecánico

Si bien Arce López recuperó su libertad seguirá siendo investigado en la causa que tiene como principal sospechoso al yerno de Fernández Montes, quien permanece detenido.

Además de Santiago Corona, el yerno del empresario, el otro sospechado de participar en el crimen es un carnicero de nacionalidad paraguaya, identificado como Pedro Fernández Torres, de 51 años, quien permanece prófugo.

Fernández Torres está siendo buscado por Interpol ya que pesa sobre él desde el pasado miércoles una orden de captura internacional.

La semana pasada la División Homicidios de la Policía Federal allanó la casa del prófugo ubicada en Paula Albarracín y Avenida Huergo, en la localidad de 9 de Abril, partido de Esteban Echeverría, a tan sólo 50 metros de donde fue hallado incinerado el auto de la víctima.

Las sospechas de los investigadores apuntan a que Fernández Torres es el hombre que acompañó al yerno de la víctima, a sacar del edificio lo que sería el cuerpo del hombre envuelto en una frazada de color crema, según se pudo ver en las imágenes de las cámaras de seguridad.

Y sería además quien ayudó a Corona a subir al auto de la víctima el bulto que sacaron del ascensor.

Las primeras pesquisas habían apuntado a que el acompañante de Corona era el mecánico Arce López, quien había trabajado para la víctima, pero éste presentó una coartada para reforzar su afirmación de que no estuvo presente en esa escena.

Trascendió que la carnicería perteneciente a Fernández Torres cerró por vacaciones, y él le habría dicho a sus clientes que tenía que hacer algunos "trabajos".

El empresario de la construcción Fernández Montes, de 67 años, fue visto por última vez el sábado 21 de enero en el barrio porteño de Caballito y apareció muerto al día siguiente en la localidad bonaerense de Cañuelas.

El cuerpo semicalcinado que apareció en Cañuelas fue reconocido dos días después por la familia de Fernández, gracias a una cadena con una cruz de acero quirúrgico que usaba el hombre.

Tras la desaparición del empresario, una de sus hijas junto a quien era la actual pareja de su padre, ingresó al domicilio de Fernández ubicado en la calle Aranguren 36 de Caballito y notaron la falta de un acolchado en la cama de la habitación principal.

Los familiares decidieron mirar las cámaras de seguridad del edificio, en las que vieron a dos personas cargar un bulto envuelto en una frazada ensangrentada, y bajarlo del ascensor para luego cargarlo en el auto de la víctima.

Esas imágenes son las que la familia entregó a la policía para que comenzaran la investigación por la desaparición del empresario.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América