miércoles 22 de febrero de 2017
Operativo en la 1-11-14

Detuvieron al hermano y al primo del acusado por el crimen de Brian Aguinaco

América Noticias ingresó al asentamiento en el que la división Homicidios de la PFA y Gendarmería aprehendieron a dos delincuentes vinculados con el menor involucrado en el homicidio de Brian.

La investigación por el brutal homicidio motochorro de Brian Aguinaco toma nuevo impulso. Esta mañana, la división Homicidios de la PFA y Gendarmería allanaron 24 puntos en la Villa 1-11-14 del Bajo Flores vinculados a la banda de ladrones a la que habría pertenecido B.J.G, el menor detenido por el caso que fue sobreseído por el juez de menores Enrique Velázquez y luego enviado a Perú con su familia. El resultado del operativo, ordenado por el fiscal original del caso, el doctor Ignacio Mahiques, es hasta el momento poderosamente llamativo.

Fuentes ligadas al procedimiento confirmaron a Infobae que fueron detenidos Erick Blas González, el hermano del menor, su primo Irvin Cruz y otro hombre ligado a la banda, Luis Anderson Miranda Cantoral. Se encontró también en diversos puntos un importante lote de armas: tres mil municiones .9 mm, gran cantidad de pistolas del mismo calibre, chalecos antibalas, precintos para ligar manos y hasta binoculares.

Miranda Cantoral es un hombre de especial importancia para el esclarecimiento del crimen de Brian: fue quien usó el celular robado a la menor coreana que fue también víctima del asalto en donde fue baleado Brian, de acuerdo a voces que investigaron el caso. Miranda Cantoral, por su parte, tiene causas previas por narcotráfico e históricos vínculos con la familia del menor enviado a Perú. Miranda Cantoral cometió un error craso: le introdujo un chip asociado a su propia cuenta de Facebook.

En el allanamiento, entre varios elementos que estarían vinculados a la causa, se encontró uno que figura en el testimonio de la madre de la menor coreana: una biblia. La menor y su madre, precisamente, se dirigían a una iglesia evangélica al momento del ataque. La madre denunció el robo de una biblia color celeste; una de color similar fue encontrada en la 1-11-14.

Erick Blas González tiene su propio vínculo con el caso: las vainas encontradas en el asalto motochorro combinan, de acuerdo con pericias balísticas de la PFA que recibió el fiscal Mahiques, con un arma que habría sido empleada por el joven detenido en un hecho ocurrido el 8 de agosto de 2016, un enfrentamiento entre bandas en el interior del barrio Illia de la 1-11-14.

El hecho fue filmado por cámaras de seguridad: se puede ver a Erick Blas disparando. El video fue peritado por la división Homicidios, las vainas fueron recogidas y cotejadas. Blas González, por su parte, ingresó al país desde Perú el 25 de abril del año pasado en compañía de Miranda Camporal, según información de Migraciones recibidas por el fiscal Mahiques.

Antes de que la causa pasara a manos de sus nuevos fiscales, los doctores Adrián Giménez y Marcelo Munilla Lacasa, Mahiques envió a las fuerzas de seguridad un documento de más de 20 páginas pidiendo el operativo y detallando cada punto a allanar. Blas González y Miranda Camporal están expresamente mencionados. El Volkswagen Gol Trend de Blas González fue específicamente apuntado, así como el domicilio de Adriana Cruz, la madre del menor enviado a Perú condenada por narcotráfico cuya expulsión del país fue pedida por Migraciones.

El sobreseimiento del menor acusado por el crimen fue confirmado a comienzos de este mes por la Sala de Feria de la Cámara Criminal y Correccional a cargo de los jueces Pociello Argerich, Scotto y Pinto. Por otra parte, ratificaron el procesamiento de "Yun" Gómez, el presunto tirador del crimen de Brian.

Por Federico Fahsbender

Fuente: Infobae

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América