sábado 22 de agosto de 2015
AMERICA NOTICIAS 1RA EDICION

“Una gota de Salud”: con la medicina como herramienta de ayuda

Fundada por la doctora Susana Roldán, la organización brinda asistencia médica gratuita en zonas inhóspitas del interior de Córdoba.

“Una gota de salud” es un grupo de personas compuesto por profesionales de la salud y voluntarios con un objetivo en común: ayudar al más necesitado. Susana Roldán es doctora y es la fundadora de esta agrupación.

Esta organización brinda asistencia médica, odontológica y psicológica totalmente gratis mediante enfermeros, nutricionistas, bioquímicos y voluntarios, quienes  viajan rumbo a parajes del interior de Córdoba una vez por mes. En particular, visitan algunas zonas inhóspitas del noroeste de la provincia, como Santo Domingo, Los Leones, Las Ollas, Cachiyuyo, La Batea, Pozo del Ñato y Puesto Torrado, donde residen más de 200 niños.

Los voluntarios hacen entrega de las donaciones, entre ellas agua, leche, alimentos no perecederos, medicamentos y demás.

Susana cuenta que estando en la secundaria sentía la necesidad de ayudar a la gente, y pensó que la medicina era una manera. Y por eso se dedicó a estudiar y a ejercer esa carrera.

Los primeros viajes al interior los realizó sola, en su pequeño Fiat 147, cargado de muestras médicas. Recorrió lugares muy necesitados, y al irse le preguntaban: “¿Cuándo vuelve?”.  Ella les respondía que en 15 días, y así fue. A las dos semanas volvió y desde entonces no paró. Luego la empezaron a acompañar sus hijos. Después, gente que tenía el mismo objetivo de ayudar se fue sumando al proyecto.

El nombre del grupo (“Una gota de Salud”) es en homenaje a la Madre Teresa de Calcuta, que decía que lo que ella hacía era una gota en el mar: “A veces creemos que lo que hacemos es sólo una gota en el mar, pero el mar no sería el mismo si le faltase esa gota”. Ellos también creen que lo que hacen es una gota en el mar, y como es un grupo sanitario, decidieron llamarlo “Una gota de Salud”.

“Hay que ser agradecidos, y devolver un poquito de todo lo que la vida nos da. Uno aprende muchas cosas, y se siente muy rico”, afirma Susana. Esta es su manera de devolverle al país la posibilidad que le dio de estudiar en la Universidad de manera gratuita.

Susana dice que “cuando nos vamos de este mundo, no se nos juzga por los títulos que tenemos, por los bienes que hemos logrado, por lo que hemos conseguido. Se nos juzga por tres cosas: a quién diste de comer, a quién diste tu abrigo, y a quién protegiste bajo tu techo. Y eso es amor”.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América