lunes 11 de mayo de 2015
Mucha violencia y poco fútbol

Superclásico femenino: un show de patadas

Las chicas no se quedaron atrás y protagonizaron un clásico violento. Emulando al choque en el Monumental, hubo una expulsada y miles de entradas muy fuertes.

El Superclásico copero dejó mucha tela para cortar. El árbitro Germán Delfino quedó en el ojo de la tormenta por su pasividad ante fuertes infracciones. Pero la violencia parece no ser exclusividad de hombres.

Este fin de semana, River y Boca se enfrentaron en fútbol femenino. Y las chicas se olvidaron de la estética y entregaron un show de patadas. Ambos equipos llegaron como líderes del torneo. Pero se olvidaron del fútbol y se dedicaron a pegar. El resultado: 0-0 y una expulsada.  

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América