jueves 03 de diciembre de 2015
Sigue el escándalo

Pidieron la captura del expresidente de Quilmes por corrupción en FIFA

José Luis Meiszner, quien hasta hace dos días era Secretario de la Conmebol, se suma a los ya detenidos Juan Napout, presidente de la Confederación Sudamericana, y Alfredo Hawit, titular de la Concacaf.

La Justicia norteamericana pidió la captura internacional del expresidente de Quilmes, José Luis Meiszner, en el marco de la investigación por los recientes escándalos de corrupción sospechados en la FIFA.
 

Meiszner, quien renunció hace dos días como secretario de la Conmebol, se suma Juan Angel Napout, presidente de la Conmebol, y el hondureño Alfredo Hawit, presidente interino de la Concacaf, quienes fueron detenidos este jueves en Zúrich a pedido de Estados Unidos, confirmó la justicia suiza, precisando que ambos se han opuesto a ser extraditados al país norteamericano.
 

Napout, de 57 años, preside la Conmebol desde 2014 y Hawit, de 64, ocupa el cargo de presidente interino de la Concacaf desde mayo, desde la anterior ola de detenciones en Zúrich de altos cargos del fútbol, en la que fue arrestado el entonces presidente de la Concacaf, Jeffrey Webb.
 

Tanto Napout como Hawit fueron detenidos en su hotel de Zúrich, donde se encontraban para participar en las reuniones del Comité Ejecutivo de la Fifa, que debatió en los dos últimos días un amplio programa de reformas para restaurar la credibilidad de la organización, hundida por los recientes escándalos de corrupción.
 

El ministerio suizo de Justicia confirmó en un primer momento la detención de dos responsables sin facilitar su identidad.
 

Precisó en su primer comunicado que "esos altos dirigentes habrían sido pagados a cambio de la venta de derechos de marketing relacionados con la difusión de torneos en América Latina y de las eliminatorias para el Mundial".
 

En un segundo comunicado se incluían ya los nombres de Napout y Hawit, señalando que se habían opuesto a ser extraditados.
 

La Oficina Federal de Justicia (OFJ) suiza pedirá a Estados Unidos que le haga llegar peticiones formales para una extradición dentro del plazo de 40 días previsto por el tratado de extradición en vigor entre los dos países.
 

Las personas afectadas pueden solicitar en cualquier momento del proceso ser extraditadas según un procedimiento simplificado, precisa la OFJ.

Fuente: La Capital

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América