martes 21 de julio de 2015
El desconfiado

Nuevo round en la silenciosa guerra de Matías y Fernando

Aunque casi sin levantar el tono de voz, se enfrentaron al hablar sobre el porcentaje que necesita un fulminado para irse. "Todo lo que me digas en relación al juego, no te lo voy a creer", le dijo el ingeniero.

Fernando y Matías protagonizaron un nuevo round en su guerra silenciosa. El disparador: el porcentaje que hoy necesita alcanzar un “fulminado” para abandonar la Casa. Luego de algunas filtraciones, Gran Hermano cambió las reglas en ese aspecto: ahora, el fulminado necesita sumar el 60% de los votos del público para irse. Sin embargo, en la Casa nadie lo sabe. O saben algo que no pueden confirmar…
Algunas informaciones que llegaron desde el exterior (vía gritos, como siempre) alertaron a algunos sobre el porcentaje que se necesita actualmente. Según Fernando, esa cifra es un 70%; para Matías, un 60%. De cara a la gala de eliminación de este miércoles, Romina es quien ocupa ese lugar y se convierte, lógicamente, en una de las competidoras del misionero y Angie, ambos en placa.
Y fue por esa razón que entre los dos se produjo un nuevo desencuentro: el intercambio de información. “Desde acá hasta que termine, todo lo que me digas en relación al juego, no te lo voy a creer. ¿Está mal?”, fue la descarnada confesión de Fernando, quien no confía ni un poco en Matías.
Del otro lado, siempre con su postura calma, casi indiferente, el misionero aceptó lo dicho. Al fin y al cabo, sin querer (¿o queriendo?) pudo terminar confundiéndolo.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América