miércoles 09 de septiembre de 2015
AMERICA NOTICIAS 1RA EDICION

Los bomberos, héroes anónimos de la recuperación de Salto

Tras las históricas inundaciones, Osvaldo Lories y su equipo de voluntarios se constituyeron en una parte fundamental para devolverle la normalidad la ciudad bonaerense.

Ubicada a unos 200 kilómetros de Buenos Aires, la ciudad de Salto fue una de las más afectadas por las inundaciones ocurridas semanas atrás. Caracterizada por su tranquilidad y la calidez de su gente, hoy se encuentra en pleno proceso de recomposición después de las inundaciones.

En medio del dolor por el desastre que provocó el agua, la figura de los bomberos voluntarios de la zona se constituyó en una parte fundamental para la reconstrucción, erigiéndose como verdaderos héroes.

Osvaldo Lories, jefe del departamento de Salto, relató paso a paso cómo fueron los primeros momentos de la crecida del río Salado y el trabajo de él y su equipo de voluntarios.

Con más de 35 años de experiencia, Osvaldo vivió 40 inundaciones, aunque admitió que la última fue la más grave. También, contó que lo marcó mucho ver a hombres llorar porque tenían sus casas destruidas, así como rescatar a familias enteras y a bebés.

La del Salado fue una crecida "histórica”, con un pico que alcanzó los 9,30 metros, cuando la marca récord anterior había sido de 8,60. Esto provocó, por ejemplo, que el barrio Trocha quedara enteramente bajo el agua, que muchos otros quedaran anegados y la zona balnearia, completamente inundada. En total hubo 680 personas evacuadas y 5000 afectadas.

Una vez que el agua comenzó a bajar y las familias pudieron ir regresando a sus hogares, allí aparecieron los bomberos para repartir alimentos y artículos de limpieza. También, con las autobombas, para lavar calles y las veredas.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América