martes 18 de agosto de 2015
A priori, no son peligrosas

Lezama, invadida por una gingantesca tela de araña

Luego de las inundaciones, la localidad bonaerense sufrió un extraño fenómeno: la aparición de miles de arácnidos, que llegaron volando y formaron una enorme "Baba del diablo".

Pasaron las inundaciones y llegaron las arañas. A 15 kilómetros de Lezama, una de las tantas zonas de la provincia de Buenos Aires que sufrió como consecuencia del último temporal, se dio un raro fenómeno: la suba del caudal del río Salado generó la aparición de miles de arañas, que llegaron volando empujadas por el viento y luego formaron una gigantesca “Baba del diablo”.

Más allá del impacto o impresión que puede generar ver a miles de estos de arácnidos invadiendo postes de luz, campos y árboles, un especialista sostiene que no representarían una amenaza para el hombre.

“En términos generales, no son particularmente peligrosas. Son las mismas que conviven con todas las personas en el campo o en los alrededores de los pueblos”, señaló Cristian Grismado, del Museo de Ciencias Naturales.

“Salvo poquísimas excepciones, todas las arañas tienen veneno. Y se da, en una pequeña proporción de especias, que puedan generar un daño mayor”, agregó.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América