miércoles 05 de agosto de 2015
Otra vez sopa

La prueba semanal terminó nuevamente en derrota

Como ya ocurrió en otras ocasiones, los chicos no lograron superar el desafío propuesto por Gran Hermano. En este caso, el único punto alto fue en el "diccionario". En el resto, un aplazo.

Llegó el momento de la prueba semanal. Y a diferencia de otras veces, en este caso constó de tres etapas: un juego con pelota, el “diccionario” y otro en el que debían poner a prueba la memoria. Con el 30% del presupuesto en juego, el resultado final fue, como ya ocurrió en varias oportunidades, una dolorosa derrota.

La primera parte fue un verdadero fracaso. En ronda, los chicos debían hacer 30 pases con una pelota de vóley, utilizando únicamente las manos. Luego de tres intentos fallidos, lo mejor marca a la que llegaron fue de siete pases (7 puntos).

De inmediato, todos pasaron a la sala para el “diccionario”. Allí, de a uno por vez, elegían una tarjeta que tenía una definición, que a su vez era leída por Gran Hermano. ¿Qué debía hacer el elegido? Adivinar a qué palabra correspondía la descripción. En este caso, el resultado general fue bueno: sumaron 11 puntos, aunque individualmente hubo algunos aplazos.

Ya para el final, en el desafío llamado “prohibido olvidar”, el balance fue menos satisfactorio aún. Cada uno de los chicos debía visualizar 10 imágenes,  memorizarlas y luego repetirlas en el orden correcto. Sin embargo, apenas llegaron a los 32 puntos.

Así las cosas, los chicos acumularon un total de 50 unidades, una cifra insuficiente que, otra vez, los deja sin triunfo en el desafío semanal, que al mismo tiempo equivale a tener menos dinero para la compra de alimento.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América