sábado 09 de enero de 2016
Triple Fuga

Habló el productor tomado como rehén: "Martín Lanatta pidió que no me maten"

Héctor Ferreira contó que los tres prófugos ingresasron a su casa, le robaron la camioneta y lo maniataron. Y que la intervención del ahora capturado le salvó la vida.

Un productor agropecuario aseguró hoy que los tres prófugos por el triple crimen de General Rodríguez ingresaron durante la madrugada a su casa de la localidad santafesina de Campo del Medio y tras dejarlo atado, le robaron su camioneta y su teléfono celular.

Se trata de Héctor Ferreira, quien esta tarde declaró como testigo en la comisaría de Cayastá y luego contó a la prensa que los hermanos Cristian (44) y Martín Lanatta (42) y Víctor Schillaci (35) le tiraron la puerta abajo a la 1.30 de la madrugada.

“Estaban los tres, uno estaba lastimado, los otros dos estaban bien. Me dijeron que la Policía les tiró, pero no, era mentira, había volcado la camioneta” en la que venían, afirmó el productor, que señaló que los prófugos le dijeron que los estaban siguiendo porque “andaban con droga”.

El hombre explicó que la camioneta en la que viajaban hasta ese momento los fugitivos estaba a unos mil metros de su casa y ellos llegaron a pie, fuertemente armados, incluso con un FAL, y vestidos de verde, como gendarmes.

Apenas ingresaron alumbrando con linternas, el productor, que en ese momento estaba durmiendo, les apuntó con su escopeta, pero desistió de ello porque los tres delincuentes le dijeron que lo iban a matar.

A continuación, cortaron un cable de teléfono y lo ataron boca abajo y con las manos hacia atrás en la habitación de la casa.

“Lanatta, el que estaba más lastimado, pidió que no me maten y los otros decían 'lo vamos a matar para que no hable'. Gracias a él estoy vivo”, consideró Ferreira, quien dijo que sintió mucho “miedo” en medio de esa situación.

Posteriormente, los prófugos tomaron ropa del hombre y todo lo que había dentro de la heladera, especialmente jugos.

En ese momento, le preguntaron al rehén si quería unos dólares a cambio de los alimentos que se llevaban, pero él les dijo que no.

Según el productor rural, en principio los delincuentes querían llevárselo a él para que les indicara el camino, pero al final él los convenció de que se fueran solo con su camioneta.

El productor pudo desatarse cerca de dos horas después y en ese momento dio aviso a la Policía sobre lo ocurrido.

Según el hombre, su camioneta fue hallada más tarde empantanada en el camino que va hacia la ruta 62, el cual está afectado por las inundaciones en la zona.

Fuente: La Capital

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América