jueves 27 de agosto de 2015
Ya empezó a jugar

Francisco volvió a la Casa cargado de regalos y mucha ironía

A poco de entrar, el rionegrino les dio un presente a cada uno. Sin embargo, los de Matías y Mariano, sus "enemigos", tuvieron un significado especial.

Francisco Delgado volvió a la Casa, pero no lo hizo con las manos vacías. Además de la valija con sus pertenencias, el rionegrino llevó consigo un regalo para cada uno de sus compañeros. Y, vale aclararlo, no fueron elegidos al azar.

El primero en recibir el presente de parte de Francisco fue Eloy, el más nuevito de este Gran Hermano, que ganó unos chocolates. Posteriormente, llegó el turno de Marian, Florencia y Belén, quienes agradecieron con un abrazo y un beso el detalle del flamante padre de Elenita.

Pero lo importante llegó al final, cuando correspondía entregarles el obsequio a Matías y Mariano. Allí, Fran sacó a relucir su característico sentido de la ironía: al misionero le dio una esponja y un par de guantes de látex, teniendo en cuenta que casi siempre le huye a las tareas del hogar; y al cordobés, una pelotita para quitarse los nervios “porque te vi muy estresado en toda la semana, preguntando ‘¿entrará o no entrará?’”.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América