jueves 16 de abril de 2015
Escándalo en el Aeropuerto

Ezeiza: gritos, golpes y llantos

Ana debió viajar a EE.UU con sus dos hijas por orden de la Justicia. Su hermano intentó golpear al padre de las nenas que lloraban desconsoladas. Una restitución que genera polémica, indignación y dolor. 

El día menos esperado llegó. En medio de un escándalo que incluyó gritos, empujones y llantos Ana Alianelli viajó con sus dos hijas a Estados Unidos para cumplir una orden de la Justicia, que le otorgó a su ex Dennis Burns la restitución de las menores.

En el Aeropuerto de Ezeiza se vivieron momentos de tensión cuando el hermano de Ana increpó e intentó golpear al estadounidense que pidió que la familia argentina no pueda acercarse a las nenas.

Ana se casó con este ciudadano estadounidense. Tuvo dos hijas. Pero durante el embarazo de la segunda la pareja decidió separarse. La mujer con las dos nenas se vinieron a vivir a la Argentina. Cinco año después, su padre pidió la restitución a Estados Unidos ya que las niñas son ciudadanas estadounidenses.
 
“Me separé embarazada de la más chiquita por un episodio de violencia. Se fue de nuestra casa y estuvo un año en probation. El se declaró culpable ante la Corte de Colorado”, sostuvo Ana  cuando visitó el piso de América Noticias.
 
Durante los últimos tres años, su ex Dennis Burns estuvo luchando para conseguir que los tribunales argentinos cumplan con el tratado de 1980 Convenio de La Haya sobre la sustracción internacional de menores.
 
Recientemente, la Suprema Corte Suprema de Buenos Aires negó la última de las apelaciones realizadas por Alianelli, lo que significa que las chicas deberían volver a los Estados Unidos. A 24 horas del supuesto viaje, Alianelli lucha desesperadamente para que no le saquen a sus hijas.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América