sábado 30 de julio de 2016
AMERICA NOTICIAS 1RA EDICION

Buscan que se apruebe la ley de Dislexia

Lo padece el 15 % de la población. Se trata de la alteración de la capacidad de leer por la que se confunden o se altera el orden de letras, sílabas o palabras.

Según la UNESCO, la inclusión es un proceso por el que se atiende a la diversidad de necesidades de todo el alumnado, mediante una participación creciente en el aprendizaje, las culturas y las comunidades, y por el que se reduce la exclusión de la educación y dentro de la misma. Supone modificaciones en los contenidos, los acercamientos , las estructuras y las estrategias con una visión común sobre toda la población de un determinado rango de edad y la convicción de que es la responsabilidad del sistema educar a todos los niños y niñas (UNESCO, 2005)

Debido a que la Dislexia es una dificultad específica del aprendizaje (DEA) que afecta a un gran número de niños/as en edad escolar, aproximadamente al 15%, y que se considera una de las principales causas del Fracaso Escolar, nos vemos en la obligación de reclamar una atención específica a este trastorno desde el Sistema Educativo y de Salud.

Consideramos que las pautas de actuación y los cuestionarios de detección que incluyen los protocolos para dislexia PRODISLEX, son una herramienta sencilla, práctica y fácil de aplicar, que dotará a los docentes y estudiantes del profesorado de las premisas básicas para actuar y detectar a los alumnos en riesgo de dislexia o de otras DEA, sin necesidad de ampliar los recursos materiales y/o humanos, pues las pautas y estrategias propuestas sólo incluyen pequeñas modificaciones metodológicas.

Se estima que los resultados de la aplicación de estas estrategias en la metodología ordinaria del aula pueden ser muy positivos, tanto para el alumnado disléxico o con otras DEA, como para el resto de alumnado, por estar basadas en sistemas de enseñanza cuya eficacia está empíricamente contrastada.

La necesidad de abordar este tema parte de la situación real, pues en la actualidad, los docentes carecemos de conocimientos suficientes sobre este tipo de trastornos, permanentes y específicos, cuyo origen está en el neurodesarrollo, por lo que los niños/as disléxicos son tratados de inmaduros,lentos, tontos, vagos o torpes hasta que se establece un diagnóstico, aunque en la mayoría de casos, su tardanza provoca que estos niños/as desarrollen problemas emocionales y/o de conducta que les abocan al Fracaso Escolar.

La insistencia de actuación ante esta problemática no debe ser menospreciada, ya que numerosas familias argentinas padecen un sufrimiento diario que puede ser fácilmente eliminado, así como, la atención específica y el diagnóstico precoz de las DEA contribuirían a la mejora del nivel educativo general de nuestras escuelas y, por ello, a una mejora de la calidad educativa. Pues es necesario recordar que los niños/as disléxicos son inteligentes y sólo necesitan otra metodología de aprendizaje y de evaluación para demostrar sus capacidades.

Consideramos de vital importancia también que en esta ley sea considerado el factor salud, ya que, muchas familias carecen de la posibilidad de hacerse cargo de los tratamientos necesarios que compensen a los niños y jóvenes con Dislexia.

La Asociación de Dislexia (DISFAM) y los profesionales que tratan este trastorno confían en la pronta llegada de una solución, ya que la EDUCACIÓN es la puerta para el futuro y el futuro estará inconcluso si seguimos impidiendo el desarrollo y no derribamos barreras a nuestra infancia.


Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América