jueves 08 de enero de 2015
ovacion

Ahora es actor y lo vinculan con Iliana Calabró

Sergio Martínez hizo la presentación de su obra A veces me dicen Maravilla. El ex campeón mundial disfruta de esta nueva faceta y admite estar cerca del retiro

 Cada vez más alejado del boxeo, Sergio Maravilla Martínez debutó como actor con su unipersonal en Villa Carlos Paz y se llevó la ovación de los asistentes, aunque admitió que no definió qué será de su carrera profesional.

Al presentar A veces me dicen Maravilla en el teatro Holiday, de Carlos Paz, donde estará todos los martes y mostrará en su nueva faceta, Martínez dio indicios de que es difícil que pueda realizar un último combate en el país y analiza la chance del retiro.

“Gracias al genial público de Carlos Paz. Es un sueño hecho realidad”, escribió Martínez en su cuenta de Twitter después de una noche emocionante, en la que recibió el cariño de la gente y contó muchos detalles de su vida. Todavía no se puede definir a Maravilla como un ex boxeador, porque espera la recuperación de su rodilla derecha y todavía sueña con una última pelea, después de haber perdido el título mundial de los medianos ante el puertorriqueño Miguel Cotto en junio del año pasado.

Sin embargo, el quilmeño se olvidó de los guantes por un rato y se metió de lleno en su nueva faceta de actor. La del martes fue su primera función de su show de stand up y el ex campeón del mundo sorprendió al público con un gran manejo del escenario, tanto en su faceta dramática como humorística.

El guión, escrito por él mismo, cuenta gran parte de su vida y está acompañado de dos actores y amigos que él eligió: Diego Fantoni y Chuly Paniagua, grandes referentes del stand up argentino. En el escenario, Maravilla también hizo alusión a los rumores de romance con la actriz Iliana Calabró diciendo irónicamente, y con algo de fastidio: “Jamás comí tiramisú”.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América